Consejos para salir de paseo con el perro

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Las siguientes recomendaciones pueden ser de gran utilidad, sobre todo si tu peludo es cachorro aún. Si ya tiene algunos años, deberás ser más paciente; aunque les lleve más tiempo, puede seguir aprendiendo toda la vida. Para salir de paseo con tu peludo ten en cuenta lo siguiente:

1. Ponle correa
No importa si solo das la vuelta a la manzana o si tu calle no es transitada. Un perro puede asustarse o ponerse agresivo por diferentes factores que le llevan a actuar de manera instintiva. Por ejemplo, si ve otro perro no dudará en cruzar y salir corriendo. ¡Y eso es realmente peligroso!

Es más fácil para ti controlar los instintos de tu peludo si lo llevas con correa. Según el tamaño o la fuerza que tenga se recomienda colocarle un collar o un arnés. No debe ir demasiado apretado, y es que lo ideal es que quepan dos dedos de tu mano entre el cuerpo del animal y el collar.

2. Haz que permanezca a tu lado
Esto es fundamental en el momento de salir de paseo con el perro, pero también lo que lleva más tiempo de aprender. Desde el principio tendrá que acostumbrarse a ir cerca de ti; el lado lo eliges tú, aunque te recomendamos que lleves la correa con tu mano más fuerte.

Evita que el peludo te empuje hacia adelante o hacia los costados y, durante los primeros momentos, llévalo con la correa lo más corta posible (sin lastimarlo, claro está). Tirar de la correa puede ser una técnica eficaz pero no recomendable, ya que puede ocasionar problemas en su garganta o vientre (si lleva arnés).

3. Dale órdenes específicas
Tu peludo entiende la voz de su amo y la reconoce entre las demás. Sin embargo, también puede confundirse cuando hay mucho ruido o está corriendo en medio del parque. Ensáñale cuáles son las reglas básicas a la hora de salir a la calle.

Por ejemplo: quieto, sentado, ven, no y aquí son palabras que deberías implementar y explicar con mucha paciencia. No hace falta que le des toda una explicación de por qué tiene que quedarse a tu lado. Las órdenes específicas son más fáciles de comprender y de seguir por tu consentido

4. Prémialo cuando se porta bien
Y ‘castígalo’ cuando no lo hace. De esta manera, salir de paseo con el consentido no será una pesadilla. Lleva alguna golosina contigo mientras le enseñes los ‘trucos’ básicos de comportamiento en el paseo. Ese premio será el incentivo que necesita para portarse como corresponde.

5. Mantén la calma
Los animales pueden sentir los nervios, la ansiedad o el miedo de la personas, sobre todo de sus dueños. Por lo tanto, para que el paseo sea un éxito deberás mantener la calma siempre. De esta forma, no solo tu peludo estará más sereno, y además podrás darle indicaciones comprensibles.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario