Te contamos como mantener el aseo personal de tu gato

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

BLOG OCT zamudio-min

 

Existe una creencia de que los gatos no son muy amigos del agua, en medida esto en cierto, pero basta con que acostumbres a tu gato desde pequeño para que se lleve bien con esta y disfrute de sus baños.

El gato puede aprender a bañarse, pero este aprendizaje debe ser realizado en su etapa de cachorro, o sea, entre el primer y el segundo mes de vida. En estos meses el gato es receptivo a todas las enseñanzas de manejo social que queramos impartir en él.  A favor del baño en los gatos diremos que es una actividad que refuerza la relación social entre el gatito y su dueño, al igual que ocurre con el cepillado, las caricias o los juegos.

Si sigues pensado que los gatos no están hecho para el agua, queremos demostrarte que esta afirmación no es cierta, no todos los gatos le temen al agua, de hecho hay muchos que no solo juegan con ella sino que la disfrutan.

 

¿Cómo dar el baño?gato

Antes de empezar el baño de nuestro gato, debemos tener claro que es importante disponer de tiempo, al menos 1 hora, para poder disfrutar del baño con nuestro gato y realizarlo de una forma tranquila tanto para él como para ti. También conviene hablar y acariciar a nuestro gato durante todo el baño para calmar la ansiedad de este. El ambiente debe ser tranquilo y si es posible, debe ser la misma persona la que bañe al gato siempre.
El baño lo puedes realizar en cualquier lugar de la casa. Lo único imprescindible es que el gato quepa y que el agua esté tibia. Debes tenerlo todo preparado a mano en el lugar donde vayas a darle el baño, hablamos de shampoo, toalla, secador, etc, siempre procurando que los implementos de aseo que utilicemos sean especialmente para gatos y así no afecten su salud.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario